Cómo reciclar nuestras mascarillas de forma correcta
Nuestra Escuela Garabatos es una escuela infantil trilingüe situada en Alicante.
Teléfono
647 793 117

Las mascarillas ya son obligatorias, tanto en espacios cerrados como en abiertos en los que no se pueda garantizar la distancia mínima de seguridad de dos metros entre personas. Sin embargo, la mayoría de mascarillas que solemos usar, están concebidas como material no reutilizable

Y seguro que durante estas semanas, ante esta situación forzosa en la que se hace necesario cambiar la mascarilla constantemente, y ante el costo que supone, te has hecho preguntas como… ¿Se pueden reutilizar? ¿Hay algún producto o alguna técnica con la que se puedan desinfectar entre usos sin que pierdan efectividad? ¿Cuánto tiempo puedo seguir usando la misma mascarilla? ¿Puedo lavarla y volver a utilizarla? 

Por ello, en el post de hoy te explicamos qué tipos de mascarillas hay, cuáles son más recomendables y cómo desinfectarlas según su tipología. ¡Toma nota! 

Tipos de mascarillas

Antes de nada, es importante conocer los diferentes tipos de mascarillas que se pueden utilizar, y cuáles son más recomendables, tanto para protegerse como para ser reutilizadas. En este sentido, nos encontramos con las mascarillas higiénicas, las quirúrgicas y las autofiltrantes

Las mascarillas higiénicas son las más comunes, y están indicadas a todas aquellas personas sin síntomas que no sean susceptibles de utilizar mascarillas autofiltrantes, no siendo recomendable su uso en situaciones que impliquen exposición a agentes peligrosos. Hay dos tipos, las reutilizables, que son las mascarillas de tela que podemos fabricar nosotros mismos en casa, y las no reutilizables, que son las que se venden en farmacias.  

Por otra parte, las mascarillas quirúrgicas sirven para evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona que la lleva puesta, por lo tanto, se recomienda su uso en personas diagnosticadas con coronavirus, para minimizar que contagien a las personas que puedan acercarse. Además, son desechables, ya que no proporcionan un nivel fiable de protección frente a la inhalación de partículas. 

Por último, las mascarillas autofiltrantes son las que contienen un filtro de micropartículas, gracias al cual protegen a la persona que la lleva puesta frente a la inhalación de determinados contaminantes en el ambiente. Entre ellas se encuentran las mascarillas N95 y las FFP1, FFP2 y FFP3, destinadas principalmente a uso sanitario. 

Una vez sabemos los tipos de mascarillas que hay, para qué sirven y para quién están destinadas, nuestra recomendación para vosotros son las mascarillas higiénicas reutilizables. Son de tela, y las podéis fabricar vosotros mismos en casa. 

Las autofiltrantes también son una buena opción, pero hay que llevar especial cuidado con el filtro al limpiar y desinfectar, y no son tan cómodas para los niños. 

Mascarillas niños

Limpieza y desinfección 

Antes de nada, lo más importante es asegurarse de que las mascarillas que se vayan a descontaminar no estén degradadas o rotas. Ten en cuenta, además, que no es posible lavar las mascarillas, ya que al mojarlas, el material filtrante de polipropileno pierde la capa hidrófuga. 

A continuación, algunos métodos de desinfección para mascarillas higiénicas reutilizables y mascarillas autofiltrantes. El resto son modelos desechables que no se deberían reutilizar

Higiene mascarillas

Mascarillas higiénicas reutilizables 

Para este tipo de mascarillas, El Gobierno español propone tres métodos:

  1. Lavar y desinfectar las mascarillas con detergente normal y agua entre 60º-90º. 
  2. Sumergir las mascarillas en una disolución de lejía al 1:50 (20 ml de lejía y 980 ml de agua) con agua tibia durante 30 minutos y lavar después con agua y jabón. 
  3. Empleo de cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para uso ambiental y tras ello, lavado de la mascarilla con agua y jabón para eliminar cualquier resto químico.

mascarilla reutilizable

Mascarillas autofiltrantes 

Estas son algunas medidas de desinfección que podéis utilizar:

  1. Re-esterilización mediante calor seco en horno de convección, calentando a 70° C durante 30 minutos.
  2. Re-esterilización con vapor generado por microondas, calor húmedo mediante un ciclo a 65ºC durante 30 minutos.
  3. Re-esterilización con vapor a 121ºC durante 15 minutos, observando que las gomas se mantienen intactas y que cierran bien, controlando el número de veces que se re-esterilizan y sin usarse más de 2-3 veces.
  4. Re-esterilización con vapor de agua durante 5 minutos, comprobando que no se deforman. Podrían reutilizarse durante unos días con esta descontaminación entre usos.
  5. Re-esterilización con etanol al 99% durante 1 hora y secado a temperatura ambiente.

Por último, no olvides, tras el proceso de descontaminación o re-esterilización, evaluar las propiedades de las mascarillas y comprobar que mantienen las propiedades de ajuste y capacidad de filtrado, ya que si está dañada o el respirador no encaja, no ayudará a reducir la exposición a partículas en el aire.